Brasil.-Un niño de dos años fue olvidado en la camioneta de la escuela, en Vila Maria, zona norte de São Paulo, durante la mañana del martes. El conductor encontró al niño por la tarde, en el vehículo, y lo trasladó sin vida al Hospital Municipal Vereador José Storopolli, en Parque Novo Mundo, alrededor de las 16:20 horas (locales).

Luzinete Rodrigues dos Santos detalló a TV Globo que su nieto, identificado como Apolo Gabriel Rodrigues, fue colocado en la camioneta para ir a la guardería alrededor de las 7:00 de la mañana, pero no fue dejado en la unidad. Por la tarde, el niño ingresó fallecido al Hospital Municipal Vereador José Storopolli, en Parque Novo Mundo.

El reporte del caso registró que el conductor dejó a los demás niños en las escuelas y se dirigió a un estacionamiento, donde detuvo el vehículo. Horas más tarde regresó y encontró a Gabriel en el banco, ya inconsciente. Un asistente lo ayudó durante el proceso.

Según el Centro de Gestión de Emergencias Climáticas (CGE) de São Paulo, la tarde fue muy calurosa, con termómetros que promediaron 37.3°C, y los valores más bajos de humedad relativa se acercaron al 21%. Defensa Civil había declarado el estado de alerta en la capital. De acuerdo a las primeras informaciones de la Policía Militar, el hombre llegó al hospital cargando el cuerpo del niño. El niño había sido colocado en el vehículo durante la mañana y debía ir a la escuela, pero no fue entregado.

«Dejó la camioneta en el estacionamiento, con un calor terrible, como hoy, y solo se dio cuenta (de que el niño aún estaba atrás) cuando llegó el momento de entregar a los niños. No fue su culpa, pero fue una irresponsabilidad». «Mi hija quiere justicia. Quien cuida a los niños tiene que tener la máxima responsabilidad», afirmó la abuela.

El conductor comentó que revisan a los niños, pero que el error pudo haber ocurrido debido a una migraña y malestar. El caso fue registrado como homicidio contra un menor de 14 años. El conductor y el monitor fueron detenidos, trasladados al IML y serán sometidos a audiencia de custodia este miércoles. El conductor del Transporte Escolar Libre (TEG) ya fue inhabilitado y se abrió un procedimiento administrativo para investigar la conducta del profesional”.

Apolo Gabriel era un niño tímido y cariñoso en el colegio, según su abuela. Tenía dos hermanas más, de 8 y 6 años. Uno de ellos estudió en la misma guardería. La ciudad de São Paulo, en un comunicado, lamentó el caso y dijo que brinda apoyo a los familiares.

«La Dirección Regional de Educación (DRE) está dando seguimiento al caso y se llamó al Centro de Apoyo y Seguimiento al Aprendizaje (NAAPA), integrado por psicólogos y psicopedagogos, para asistir a la familia. Se registró un informe policial y la Dirección Regional de Educación Educación (DRE) está a disposición de las autoridades competentes para ayudar en la investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *